Proyecto STAR DUST. Presentación.

Bienvenidos, visitantes, a la página del Proyecto STAR DUST que Expedición Canarias ha lanzado, y que persigue la recuperación y el estudio del polvo y partículas minerales que nos llegan desde el espacio, y se posan en nuestro planeta.

Este polvo, usualmente nos llega en forma de lo que conocemos como MICROMETEORITOS.

Los micrometeoritos vienen a ser los grandes desconocidos de la Astronomía. Su procedencia es incierta, pero se sabe que, por el hecho de tratarse de polvo cósmico, encierra en sí las bases de la génesis de nuestro sistema solar.

Cada día llegan a la atmósfera terrestre del orden de varios cientos de kilos de material estelar en forma de polvo de distinto grano. Debido a la velocidad a la que entra en la atmósfera, mucho de ese material se volatiliza, mientras que otro se funde hasta convertirse en un minúsculo y microscópico grano esférico que se enfría y cae sobre la Tierra a velocidad residual.

Esto implica que cada año nuestro planeta aumenta su masa en casi 20 mil toneladas por culpa de este material extraterrestre.

El polvo cósmico ha sido clasificado de numerosas formas, dependiendo de su origen. A nosotros el que realmente nos interesa es el polvo interplanetario que habita en nuestro sistema solar.

Este polvo es fruto de las numerosas colisiones de asteroides en el Cinturón de Asteroides situado entre Marte y Jùpiter. Muchos otros meteoritos impactan Marte o La Luna, y despiden una cantidad de polvo al espacio que llega a nuestro planeta. Otra parte de ese polvo procede del que el viento solar desprende de los cometas que orbitan en nuestro sistema solar.

Finalmente hay polvo entre las estrellas, en las galaxias, en tal cantidad que nos impide ver lo que hay más allá. Baste el ejemplo de que nosotros, estando situados en uno de los brazos de nuestra galaxia, no logramos ver el centro de la misma debido a la inmensa cantidad de polvo cósmico que hay flotando en el espacio, lo que nos oculta la vista.

Recientes investigaciones han demostrado que la mayor parte del polvo cósmico que llega a la Tierra procede de un grupo de Asteroides conocido como Koronis, situado en el cinturon de asteroides, pero también ha sido hallado en la Antártida un micrometeorito condrítico basáltico único, puesto que se desconoce su origen en base a su composición química. Ha sido llamado MM40.

Los micrometeoritos pueden ser de muchos tipos, pero básicamente los vamos a encontrar de metal (respondiendo a la aleación hierro-niquel ya estudiada en los sideritos) y cadenas silícicas en otros tantos.
Podemos hallar ejemplares cuya composición son silicatos, (olivinos, plagioclasas y piroxenos, básicamente) pero serán los menos comunes. Y obviamente también encontraremos algunos micrometeoritos que no por su tamaño, dejan de ser litosideritos, esto es, manifiestan apariencia y composición rocosa, pero contienen metales (usualmente del tipo kamacita), por lo que son atraídos por imanes. Los Micrometeoritos vienen a ser los grandes desconocidos de la Astronomía. Su procedencia es incierta, pero se sabe que, por el hecho de tratarse de polvo cósmico, encierra en sí las bases de la génesis de nuestro sistema solar.

Cada día llegan a la atmósfera terrestre del orden de varios cientos de kilos de material estelar en forma de polvo de distinto grano. Debido a la velocidad a la que entra en la atmósfera (entre 11 y 72 kilómetros por segundo), mucho de ese material se volatiliza, mientras que otro se funde hasta convertirse en un minúsculo y microscópico grano esférico que se enfría y cae sobre la Tierra a velocidad residual.

Esto implica que cada año nuestro planeta aumenta su masa en casi 20 mil toneladas por culpa de este material extraterrestre.

El polvo cósmico ha sido clasificado de numerosas formas, dependiendo de su origen. A nosotros el que realmente nos interesa es el polvo interplanetario que habita en nuestro sistema solar.

Este polvo es fruto de las numerosas colisiones de asteroides en el Cinturón de Asteroides situado entre Marte y Jùpiter. Muchos otros meteoritos impactan Marte o La Luna, y despiden una cantidad de polvo al espacio que llega a nuestro planeta. Otra parte de ese polvo procede del que el viento solar desprende de los cometas que orbitan en nuestro sistema solar.
Finalmente hay polvo entre las estrellas, en las galaxias, en tal cantidad que nos impide ver lo que hay más allá. Baste el ejemplo de que nosotros, estando situados en uno de los brazos de nuestra galaxia, no logramos ver el centro de la misma debido a la inmensa cantidad de polvo cósmico que hay flotando en el espacio, lo que nos oculta la vista.

Recientes investigaciones han demostrado que la mayor parte del polvo cósmico que llega a la Tierra procede de un grupo de Asteroides conocido como Koronis, situado en el cinturon de asteroides, pero también ha sido hallado en la Antártida un micrometeorito condrítico basáltico único, puesto que se desconoce su origen en base a su composición química. Ha sido llamado MM40.

Los micrometeoritos pueden ser de muchos tipos, pero básicamente los vamos a encontrar de metal (respondiendo a la aleación hierro-niquel ya estudiada en los sideritos) y cadenas silícicas en otros tantos.
Podemos hallar ejemplares cuya composición son silicatos, (olivinos, plagioclasas y piroxenos, básicamente) pero serán los menos comunes. Y obviamente también encontraremos algunos micrometeoritos que no por su tamaño, dejan de ser litosideritos, esto es, manifiestan apariencia y composición rocosa, pero contienen metales (usualmente del tipo kamacita), por lo que son atraídos por imanes.

Os invitamos a que sigáis el siguiente link donde podréis conocer más sobre nuestra investigación en MicroMeteoritos.

http://meteoritoscanarias.blogspot.com.es/p/micrometeoritos.html


PRESENTACIÓN DEL PROYECTO.

STAR DUST PROJECT es un proyecto de investigación científica que pretende unir esfuerzos mediante la colaboración de expertos y aficionados de todo el mundo, que nos dediquen unos minutos de su tiempo en recoger y hacernos llegar unas muestras de sus lugares de residencia.

Tan sencillo como recuperar un poco de la tierra que se deposita en canaletas de desagües de lluvias, en los bordes de los usillos, y en aquellos lugares donde haya quedado agua de lluvia estancada.

El agua de lluvia suele barrer el polvo que nos llega desde el espacio, y lo deposita tras su caída.  Ese material nos es de sumo interés para elaborar un estudio en el que pretendemos identificar los distintos materiales que se posan sobre nuestra atmósfera a lo largo de todo el año, y que sería el resultado del material procedente del medio interplanetario de la órbita de nuestro planeta.

Este proyecto es llevado a cabo por el equipo de investigación de EXPEDICIÓN CANARIAS, y lanzado a nivel internacional, y queremos animar a todos a participar en él.

A medida que vayamos obteniendo resultados, iremos actualizando esta misma web, y podremos adjuntar al informe oficial, los nombres de todos los participantes en este proyecto científico.


Para saber cómo recoger las muestras, dirígete a las pestañas de la derecha, así como al contacto, donde encontrarás la dirección postal donde enviar tus muestras para participar en el programa STAR DUST.

Desde este mismo momento, agradecemos a todos su colaboración, y damos las gracias también por las muestras que nos están haciendo llegar desde todas partes del mundo.